Motivación e inspiración

Cuando te parece que todo va mal: ¿Rendirse o seguir adelante?

Creo que un negocio es como un deporte. Un emprendedor igual que un deportista tiene sus metas. Y si empezamos a fallar y algo nos empieza a ir mal, si el proyecto no avanza, si el negocio tiene perdidas, si no ganamos lo que queremos, si no conseguimos vender, si no vienen clientes, al final salen aquellos demonios que no paran de susurrar o a veces gritar en voz muy alta "¡Pero eres un inútil! No lo sabes hacer! Dónde te metas! No sabes nada! ¿Quién eres para presentarte como un experto? ¡Eres un perdedor!" ¿Cómo salir de esta situación? Te lo cuento en mi artículo.

Mi hija juega a tenis y hace pocos días participó en un torneo que fue muy importante para ella: fue su primer torneo en pista completa y me dijo que lo quería ganar, sí o sí….. Pero lo perdió.

Empezó muy bien ganando el primer juego, pero después comenzó a fallar. Un fallo, segundo, tercero. Empezó muy segura y tranquila, pero al ver que estaba comenzando a perder, entró en pánico. Todos aquellos demonios que cada uno de nosotros tiene en su cabeza, que siempre están muy atentos para intervenir y meternos en una situación de  miedo y desconfianza, empezaron a hacer su trabajo. Y lo hacían super bien. Mi hija seguía perdiendo, empezó a llorar, se puso muy nerviosa, en el descanso me decía llorando “Pero no sé jugar, no sé sacar, lo ves, lo hago mal, soy una perdedora, nunca voy a ganar”.

Le intentaba a consolar de varias maneras, pero no funcionaba. Ya me ponía nerviosa yo, pensando, pero ¡come on!, eres una coach y sí que puedes hacer algo para ayudar a tu hija. Lo tienes que hacer…

seguir-adelante-o-rendirse

Creo que un negocio es como un deporte. Un emprendedor igual que un deportista tiene sus metas. Y si empezamos a fallar y algo nos empieza a ir mal, si el proyecto no avanza, si el negocio tiene perdidas, si no ganamos lo que queremos, si no conseguimos vender, si no vienen clientes, al final salen aquellos demonios que no paran de susurrar o a veces gritar en voz muy alta “¡Pero eres un inútil! No lo sabes hacer! Dónde te metas! No sabes nada! ¿Quién eres para presentarte como un experto? ¡Eres un perdedor!”

Cuesta mucho retomar las posiciones y seguir adelante. Porque estas emociones negativas te hunden, tú bajas los brazos y dices a ti mismo: “Si, soy un perdedor, no me sale nada, a nadie le importa lo que hago, no consigo tener buenos resultados”, …. y podríamos seguir hasta infinito.

Tuve unos cuantos clientes que me decían que se sentían así. Que no sabían que hacer, porque creían que han fracasado, que nadie va a confiar en ellos porque no consiguieron llegar al éxito con sus proyectos o sus negocios. El fracaso mata las ganas de seguir y probar algo nuevo, otra cosa, otro negocio, cambiar rumbo y reinventarse. Hasta el momento cuando tu matas a estos demonios en tu cabeza y empiezas a razonar.

A mi me enseñaron que el coach no tiene que mirar atrás sobre todo a las cosas negativas que han pasado, sino seguir adelante desde este mismo momento mirando hacia el futuro intentando a encontrar soluciones.

A mi hija durante su partido intentaba a tratar como una mamá a su hija, pero cuando vi que esto no daba ningún resultado, entonces le empece a tratar como un coach a su cliente:

  • le hice creer que cada saque y cada golpe que hacía, les hacía de la mejor manera posible
  • que sí que sabia jugar bien, sabía muchos detalles técnicos, tenía conocimientos para jugar en el nivel que está
  • que tenía todos los recursos necesarios para seguir adelante luchando
  • que hacía lo mejor posible en cada momento
  • que se iba a cambiar la cosa, que iba a ganar cada siguiente punto desde ahora

Le ayudé a retomar la confianza en ella misma en aquel momento. El resultado: mi hija no ganó el partido, pero al final volvió a luchar y ganó dos últimos juegos seguidos. Se tranquilizó, vi que sí que podía hacerlo bien cuando no dejaba a estos malos demonios en su cabeza tomar las riendas de sus emociones para convencerla que lo hacia mal y era una perdedora. Sigo hablando con ella, porque tiene 3 partidos más del mismo torneo. Pero ya tiene claro que sí que va a luchar y no va a rendirse aunque falla y pierde algún punto.

Si tienes algún proyecto, negocio, alguna cosa que no te va bien, seguro que por tu cabeza están pasando las mismas ideas que pasaban por la cabeza de mi hija cuando ella iba perdiendo su partido. Y te puedo decir una cosa: es MUY fácil rendirse, es lo primero en que pensamos. Pero, es mucho más recompensado seguir luchando y buscar soluciones para mejorar tu situación actual. A lo mejor no tienes a tu lado a una mama coach que te podría ayudar en algún momento difícil, pero tienes mi blog con mucha información, tienes a ti mismo y tu mismo puedes ayudarte no bajar los brazos y seguir adelante, aunque las circunstancias te dan fuertes golpes y las demonios en tu cabeza te dicen que no vales para nada.

¿Cómo?

  • retoma la confianza en ti mismo: recuerda y si quieres escribe en el papel sobre 3-5 momentos de tu vida cuando no bajaste los brazos, luchaste en una situación muy difícil y esto sí que valía la pena. Recuerda todas las emociones positivas que sentiste en aquellos momentos cuando ganaste y saliste adelante.
  • analiza los recursos que tienes y apunta aquellos que te pueden ayudar ahora mismo a encontrar soluciones. Apunta lo que tienes ya, lo que puedes mejorar o cambiar para seguir adelante
  • entiende que aunque has hecho algún fallo, aunque algo no va bien ahora mismo, lo has hecho con la mejor intención. Todas las personas se equivocan y es NORMAL.
  • cree en que el cambio es inevitable. Y es así, verdad? Nunca tuviste tu día de hoy el 100% igual como tu día de ayer, verdad? La vida es un cambio constante. Y el mal momento por cual estás pasando ahora, NO PUEDE durar para siempre. Analiza todo, apunta los puntos fuertes que tienes, haz un plan de tus siguientes acciones y pasos que piensas hacer y ¡sigue!

Si te falta motivación, puedes leer en mi blog un artículo que escribí sobre como mantenerla. Espero que te ayude.

Si piensas que este artículo puede ayudar a algún amigo emprendedor tuyo que está al punto de rendirse, compártelo con el.

Para no perder ningún artículo mío y ningún consejo útil que te podría ayudar en tu negocio, te invito a suscribirte a mi newsletter. En mi newsletter que normalmente envío una vez por la semana, cuento consejos e ideas sobre marketing, desarrollo de negocios, motivación e inspiración para emprendedores. También, solo a los suscriptores de mi newsletter envío información sobre ofertas especiales para mis servicios, sobre los cursos y talleres que reparto online y offline.

Escríbeme en los comentarios sobre algún momento difícil cuando no rendiste, cuando no bajaste tus brazos y conseguiste el mejor resultado que pudiste. ¿Qué sentiste en aquel momento? Que te ayudo a seguir adelante?

Si necesitas ayuda personalizada, puedes leer aquí sobre mis servicios y contactarme si piensas que necesitas a un coach que te va a apoyar y te va a ayudar a conseguir tus metas tanto en tu negocio como en tu vida.

Muchas gracias por leer mi artículo. ¡Te deseo mucho éxito en tu negocio!

Si te ayuda lo que escribo en este blog y si encuentras en mis publicaciones ideas que te ayudan crecer personalmente y te ayudan hacer crecer tu negocio o tu proyecto, si te gustaría agradecer el trabajo que hago para ti, puedes hacer tu contribución, que utilizaré para mantener mi blog y crear el contenido útil e interesante para ti y para otros emprendedores que lo necesitan.

 

 

Hola! Soy Marina, la creadora y autora de este blog, mamá, mujer emprendedora, infoemprendedora, consultora de marketing y promoción, instructora oficial de la plataforma educativa global Udemy, alumna de Erickson Coaching International, miembro de la International Coaching Federation y fundadora de la marca MV Design Atelier con que antes comercializaba mis productos (cuadernos, álbumes y cajas de recuerdos personalizados) y ahora vendo mis cursos creativos. Yo sé que ser un emprendedor o una emprendedora no es nada fácil, es duro, pero MUY agradecido. Por eso estoy escribiendo este blog: para compartir mi experiencia y mi propio camino, para resolver vuestras dudas y ayudaros también a llegar a vuestros sueños. Un abrazo, Marina

4 comments on “Cuando te parece que todo va mal: ¿Rendirse o seguir adelante?

  1. Hugo Alejandro

    Creo fervientemente que cuando alguien hace las cosas con amor y pasión se refleja… en tu blog siempre se refleja la pasión con lo que lo haces, eres una increíble persona.

    Le gusta a 1 persona

  2. Excelente articulo! justamente esa situación viene ya entrada la etapa en la que hemos establecido nuestro negocio, a veces es mas fácil el inicio pero luego empieza a costar mantenerse, es ahí donde debemos seguir creyendo en nuestro potencial y habilidades 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Hola!
      Muchas gracias por su comentario. Sí, la experiencia enseña que no solo cuesta empezar pero también seguir adelante con un negocio o proyecto. Si le interesa, tengo otro artículo dedicado a cómo mantener la motivación.
      ¡Le deseo mucho éxito con su negocio!
      Un saludo,
      Marina

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: